domingo, 24 de abril de 2011

Ahora te toca a tí... Rocío

Las cuerdas de la guitarra
templaron el pecho mío. 
De mis dedos arrancaron
rayos de sol “encendíos”
cuando pronuncié tu nombre.
¡Bendito nombre, Rocío!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada