martes, 10 de abril de 2012

Oración 2012

El Jueves Santo 2012 llegaba con la novedad de ver al Señor de la Oración a los sones de la Banda de CC y TT Jesús Nazareno, y no solamente eso. Después de haber sorprendido a todos los cofrades con un espectacular besamanos el Viernes de Dolores, la puesta en escena el Jueves Santo era cada vez más esperada. Con un repertorio clásico donde los haya, una vez más nos dieron una lección de cómo se anda con los pasos, con un son largo y reposao no tan difícil de conseguir como de mantener y que tantos pasos extrañan.
Respecto al palio, poco cabe decir, una imagen vale más que mil palabras, y la puesta en escena de ese palio resulta sobrecogedora en muchos aspectos, tanto en el estético como en el artístico, pasando también por el andar de su cuadrilla. Una maravilla en todos los aspectos.
Podemos decir que la Hermandad de la Oración, una vez más, deleitó con pinceladas de clasicismo, de buen gusto y, en definitiva, de Hermandad grande. Digo Hermandad grande porque, simplemente, lo es.
Merece ser apreciada de cabo a rabo, desde su Cruz de Guía hasta el último músico de la banda del palio. Si me permiten el atrevimiento, la llamaría el Silencio Blanco de Huelva, porque evoca a todo eso y mucho más...


Para una hermana de la Oración

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada