lunes, 9 de abril de 2012

Desde el palquillo 2012

Hoy, lunes de Pascua, acabó todo. Dejamos atrás una semana que a muchos nos ha dejado a medias, en Huelva hemos podido disfrutar de todos los días, sin embargo, en Sevilla hemos alternado las alegrías con los desencantos.
Llegó el Domingo de Ramos, del que poco he podido disfrutar en Huelva por no decir nada. En Sevilla, el tiempo comenzó a deslucir el día más esperado por los cofrades y, poco a poco, las hermandades iban haciendo públicas sus negativas a realizar estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. La Hermandad de la Paz, dado su largo recorrido, era la primera en suspender su salida procesional, seguida de Jesús Despojado, la Cena y la Hiniesta, cofradía que protagonizó una decisión y organización un tanto desacertada, la verdad. Finalmente, pudimos disfrutar de poco, pero muy bueno. La Hermandad de San Roque era la primera en poner su Cruz de Guía en la calle, y de qué manera. Mención especial cabe dedicarle al palio de Gracia y Esperanza, toda una maravilla en lo que a artístico, estilo y forma de andar se refiere, de diez. Seguíamos con La Estrella y, después, venía otra Hermandad de diez, digna de contemplar desde su cruz de guía hasta el último músico de la Banda de Nuestra Señora del Águila. Sí, hablamos de la Hermandad de la Amargura, todos los años igual pero a la vez diferente, marcando el clasicismo cofrade tan extrañado en muchas ocasiones, esta cofradía cada día me tiene más entregado. Y, por último, pudimos disfrutar de una estampa poco corriente, casi inédita, pues habían pasado unos 12 años desde la última vez que pudimos disfrutarla: la Borriquita con los dos pasos del Amor, peculiar cuanto menos.
Pasamos de jornada, llegó un Lunes Santo para olvidar, por lo que no me voy a extender mucho. Simplemente recalcar las decisiones acertadas y sensatas de hermandades como el Tiro, Santa Marta o el Polígono; mientras que el contrapunto lo protagonizó quizás San Gonzalo, pero no daré mi opinión porque no busco la polémica, allá cada Hermandad con lo suyo...
El Martes Santo también estuvo pasado por agua en Sevilla. Mientras, en Huelva también presenciamos otra de esas decisiones más que discutibles, la de la Hermandad de la Sentencia, quienes finalmente tuvieron que regresar a su templo. La jornada siguió, pudimos disfrutar de la Hermandad de Pasión un año más con Virgen de los Reyes. Estudiantes siguió dando lecciones de cómo se anda con los pasos, más aún con los crucificados, por lo que la Hdad de la Lanzada podría tomar nota de ello, pues el andar de su misterio gustará en el barrio, pero para quienes gozan de una mayor cultura cofrade deja muchísimo que desear, como he leído por ahí, bien podrían tomar nota de la Lanzada de Sevilla o quizás de Montserrat o Carretería...
Miércoles Santo, día grande en Huelva. De Esperanza y Victoria creo que ya está todo dicho, aunque por opinar que no quede. Personalmente, dejaría las romerías para el mes de mayo... Por ello, las grande del miércoles fueron Santa Cruz, que demostró lo que es una verdadera hermandad en la calle; y el Prendimiento, hermandad de barrio pero que apareta ser de centro y tener 300 años de antigüedad, chapó...
Jueves Santo. Quizás nadie comprende del todo la decisión de la Misericordia, pero ahí se queda otro año más...
Oración en el Huerto nos deleitó con su clasicismo y categoría, hermandad que podría servir de escuela a otras muchas. Buena Muerte y Judíos en sus líneas habituales de buenas hermandades de Jueves Santo.
Llegó la Madrugá, dos años llevaba el Señor de Huelva en casa y en su salida, a las 4 de la madrugada del Viernes Santo se notó. Cuadrilla, hermandad y banda fueron uno, y con una magistral salida quedó patente que Huelva echaba de menos al Nazareno. Más aún quedó esto patente cuando la Hermandad llegó a la calle Marina, donde las saetas se sucedieron una tras otra, así como las petaladas a la Virgen de la Amargura.
Por último, pudimos disfrutar de un Viernes Santo al completo, algo bastante inusual en los últimos años. Un Viernes Santo en el que la Hermandad del Descendimiento sorprendió muy positivamente y sobresalió por encima de las demás.
Un año más pasó la Semana Santa, ésa tan esperada por todos nosotros. Ahora comienza el tiempo de glorias y romerías. Intentaremos seguir publicando con la mayor asiduidad posible, así como poniendo todas las fechas de igualás y ensayos de glorias posibles.
¡Ahí queó amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada